Para que nada te detenga y tus salidas al monte o por carretera sean una fantástica experiencia, te recomendamos llevar contigo el kit anti pinchazos www.maestrebikes.com/accesorios/3642-kit-arregla-pinchazos.html que te sacará del  apuro en pocos minutos para que puedas  seguir rodando como si nada.

¿Y cómo arreglo el pinchazo?

Tanto si se trata de la rueda trasera como de la delantera, lo primero es sacarla de la bici.  En el caso de la rueda trasera, debemos colocar la cadena en el plato y el piñón más pequeños con los cambios, para que la cadena no esté tensada.

Para retirar la cámara y arreglar el pinchazo, podemos ayudarnos de los desmontables  preferiblemente de fibra, no metálicos, que colocaremos entre la cubierta y la llanta en el extremo opuesto de la válvula.  Tiramos del neumático hacia un lado y después extraemos la cámara.

Buscamos la zona pinchada, para ello inflamos la cámara e intentamos escuchar la salida de aire o sentirla al tacto. Si no localizamos el pinchazo y disponemos de un cubo de agua, podemos sumergir la cámara en el agua y donde se formen las burbujas, ahí estará el pinchazo.

Marcamos la zona y procedemos a pasar la lija para pulir la cámara y prepararla para pegar el parche.  Una vez limpia, cubrimos la zona con una disolución o pegamento específico y esperamos aproximadamente un minuto, o el tiempo que indique el fabricante en las instrucciones, antes de colocar el parche sobre el agujero.  Si se trata de un parche con su propio pegamento o parche rápido, lo colocamos directamente sobre el agujero.

Revisamos suavemente la cubierta por dentro y el fondo de llanta, por si hubiera algún objeto punzante, con cuidado de no cortarnos.

Una vez lista la cámara, la inflamos para que recupere su forma y la introducimos dentro del neumático, comenzando por la válvula.  Presionamos levemente la válvula de inflado para asegurarnos de que la cámara no quede pellizcada.

Nos aseguramos de que queda bien encajada o talonada y finalmente volvemos a colocar la rueda en la bici e inflamos el neumático todo lo que nos permita la bomba de mano, hasta darle la presión recomendada por el fabricante.

¿Y si llevamos neumáticos Tubeless?

Aunque menos habitual, los neumáticos Tubeless también sufren pinchazos.

Es importante verificar regularmente el estado del líquido sellante para beneficiarnos de sus propiedades y rellenarlo si es necesario,  porque se seca después de unos 2 a 6 meses.

Repararemos el pinchazo con un kit de mechas, que no es más que una tira de caucho, muy útil para agujeros causados por clavos o para cortes pequeños.

En primer lugar, ubicamos el pinchazo escuchando la fuga o bien encontrando restos de líquido sellante en el exterior de la cubierta.  Buscamos y sacamos el objeto que haya causado el pinchazo.

Introducimos la mecha en la herramienta de inserción y ésta justo en el lugar del pinchazo.  Al retirar la herramienta, la mecha debe quedar dentro del neumático, asomando 2 trozos de mecha por fuera.

Aunque no es necesario cortarlos, quedará más limpio si podemos retirarlos.

Inflamos el neumático y seguimos rodando.

Si con la mecha no ha quedado reparado, habría que colocar una cámara de repuesto, que siempre recomendamos que lleves contigo en tus salidas.  Avisamos de que este proceso puede ser muy “pringoso”.

 

Sufrir un pinchazo no tiene que ser un motivo para abandonar una bonita salida, una prueba o entrenamiento, si llevas contigo un kit anti pinchazos www.maestrebikes.com/accesorios/3642-kit-arregla-pinchazos.html  como el que encontrarás en www.maestrebikes.com

También puedes consultar en cualquiera de las tiendas Maestre en Bilbao, Vitoria y Cantabria qué necesitas para arreglar los neumáticos de tu bici y en el libro “La mecánica de las bicicletas” escrito por Pedro Maestre en el siguiente Link www.maestrebikes.com/noticias/libro-de-la-mecanica-de-las-bicicletas-1998/